31 marzo, 2014

Twitter se olvida de quién es.

Twitschervogel01 derived from twitter-t Parece que Twitter ha tomado la decisión de no recordar de dónde viene. No se me ocurre otra forma de interpretar las noticias sobre los últimos cambios que vienen, como eliminar la @ en las menciones o cambiar "RT" por "compartir".

Bonita forma de celebrar su octavo aniversario.

Ahora que Twitter ya se ha convertido en una herramienta de uso masivo a algunos se les ha olvidado (y la mayoría no saben) que atributos esenciales como la mención con @ a un usuario, las etiquetas (hashtags) o el RT no "venían de serie" sino que los inventaron los usuarios y Twitter adoptó esos usos y los incorporó a la herramienta.

Una de las cosas que nos gustaba de Twitter es que nos escuchaba y se adaptaba al uso que hacíamos.

Si hoy Twitter deja de ser eso y quiere pasar a ser otra cosa, es posible que los que participaron como usuarios en ayudarle a ser lo que es hoy, dejen de usarlo y busquen alternativas. Es posible también que eso hoy le haga poco daño a Twitter, pero debe recordar que fueron esos los que decidieron usar Twitter en lugar de (por ejemplo) Jaiku, y le ayudaron a estar hoy donde está.

No es Twitter la primera que se olvida de sus usuarios de toda la vida para hacer cambios. Ya lo vivimos con Google eliminando Reader, por citar una.

04 marzo, 2014

Comparando lo incomparable

Hay muchos ciudadanos que se fían más del papel

Veo este tuit y vuelvo a tener ganas de escribir sobre comparaciones que no tienen sentido.

Y ya me aburre.

Imagino que cuando Jesús Maraña dice "papel", quiere decir "medios serios" y, sin embargo, cuando dice "internet" quiere decir "cualquiera que tenga acceso a Twitter".

Imagino que no quiere decir que la misma persona se percibe como más fiable cuando publica en la versión física de un medio impreso que cuando ese medio lo publica en internet, o cuando publica en la versión física de ese medio que cuando escribe en su propio blog o su cuenta de Twiter.

Los ciudadamos que menciona Jesús Maraña, se fían de fuentes que inspiran confianza. El papel no es una fuente. El papel es un soporte que han venido utilizando personas y organizaciones para comunicar. Algunas de esas personas y organizaciones son fiables, otras no. Hoy en el Siglo XXI Internet es un soporte al servicio de personas y organizaciones para comunicar que se suma a los soportes que ya venían existiendio. La única diferencia con el papel es que Internet da la opción de comunicar a muchas más personas y organizaciones de lo que venían haciendo los soportes anteriores, pero la fiabilidad de esas fuentes no cambia porque usen un soporte diferente.

Otra cosa es que hay quien tiene su modelo de negocio basado en el soporte y no en el contenido que va sobre él.

25 febrero, 2014

Facebook y Whatsapp: datos, datos, datos.

Foto: Mandiberg
No me resisto, llevo unos días intentando evitarlo, pero no me resisto. Tengo que reflejar aquí mis cinco céntimos respecto a la "operación Whatsapp".

No es un tema que me despertara especial interés al principio, pero después de leer tanto tuit y tanto análisis de todo tipo es inevitable que uno se vaya formando una idea, por vaga que sea.

Y, precio aparte (que lo tocaré un poco más adelante), me parece un movimiento que tiene mucho sentido porque me da la sensación de que se fundamenta directamente en el modelo de negocio de Facebook, más allá de la movilidad o la competencia que Whatsapp pudiera resultar. Creo que tiene mucho más sentido, por ejemplo, de lo que tuvo la compra de Instagram.

¿Qué es lo que creo yo que está comprando Facebook? Me parece bastante evidente: 450 millones de usuarios que cruzar con los 1.300 que ya tiene. Y no me parece muy descabellado pensar que estarán muy solapados. Si es así, Facebook está comprando algo que no tiene, y que Google ha intentado obtener con sus círculos: las conexiones y la actividad sociales reales de sus usuarios. Porque Whatsapp es una "red social" real, en la que Facebook está comprando relaciones reales entre personas, vínculos, niveles de actividad, con quién me cruzo mensajes todos los días, cómo tengo agrupados a mis contactos... Hoy Facebook sabe que un usuario tiene varias decenas o centenas de contactos, pero poco nivel de detalle en términos generales sobre los vínculos entre ellos; mañana Facebook va a saber… digamos que mucho más.

Facebook tiene ingresos en la medida en que es capaz de segmentar a sus usuarios y personalizar la publicidad que presenta. Con toda esta información que va a añadir a sus bases de datos ¿va a ser capaz de segmentar y personalizar más y mejor? A mí me parece evidente que sí. Mucho más y mucho mejor.

Y entrando en el tema del precio ¿este incremento en la capacidad de segmentar y personalizar vale alrededor de 40 dólares por usuario? Pues yo no lo sé. Algo tiene que valer, desde luego. Quiero creer que quien ha sido capaz de crear un monstruo como Facebook será capaz de calcular el valor que le aporta lo que compra y ha hercho los deberes para saber cómo y en cuánto tiempo va a recuperar esos 40 dólares. Hay cosas que tienen un valor objetivo y otras que lo tienen en función de a qué lo vas a sumar, y Whatsapp sumado a Facebook tiene pinta de que vale más que aislado.

Yo no sé si esto es "big data", pero desde luego es una nueva dimensión que añadir a los datos que ya tiene Facebook, dimensión con la que los "data engineers" de Facebook se lo van a pasar de lujo durante una buena temporada, eso seguro.

24 febrero, 2014

Consciencia digital


By RRZE (Own work)
via Wikimedia Commons


Gracias a Paco Pérez Bes llego a este excelente artículo en The Wall Street Journal: How to Protect Your Kids' Privacy Online.

Uno de los temas que más me preocupan y que creo que tenemos más olvidados. Olvidados porque si los padres no somos conscientes de lo que está pasando cuando utilizamos cualquier tipo de herramientas conectadas, es imposible que seamos capaces de formar a nuestros hijos en ello y, sin darnos cuenta, estamos criando a una generación completamente inconsciente de las consecuencias de sus actos digitales, que son la mayoría en el mundo que les ha tocado vivir.

Mis reflexiones:
  1. Debemos preocuparnos de saber qué esta pasando entre bambalinas cuando estamos conectados. No somos "usuarios avanzados" porque hayamos tomado la decisión de usar Chrome o Firefox o porque hayamos instalado Telegram dos días antes que la mayor parte de nuestros contactos. Cuando doy charlas sobre uso de herramientas digitales, palabras como "profiling" (por no poner ejemplos más complejos) son absolutamente desconocidas por mis audiencias. Audiencias que ya usan Internet como parte de su día a día personal y profesional.
  2. Saber qué está pasando pasa por algo tan sencillo como preguntarse cómo ganan dinero los servicios que utilizamos. Esta sencilla pregunta es como ese hilo en una costura del que tiras y tiras y acabas descosiendo la prenda entera. Esa pregunta nos lleva a "publicidad", "publicidad" a "cookies", "cookies" a "profiling", "profiling" a "real-time bidding", "real-time bidding" a... Esta sencilla pregunta nos pondrá sobre la pista. Tal vez no nos dé todas las respuestas, pero seguro que nos abre los ojos a una realidad que no estamos viendo.
  3. Esta información nos lleva al siguiente paso: aprender cómo gestionar toda esa información que ha aparecido ante nuestros ojos y que no sabíamos que estaba ahí. Configuración del navegador, herramientas de encriptación, limpiezas periódicas, etc.
  4. Para de esa forma decidir y gestionar qué queremos compartir y cómo, donde y con quién queremos compartirlo.
  5. Solo cuando estemos en la fase de ser capaces de gestionar estas cosas, en la fase de conocer lo suficiente para poder decidir, estaremos preparados para formar a los menores en un uso informado e inteligente. Y no, no podemos confiar en que lo hagan en la escuela, porque los profesores, salvo honrosas excepciones, están en la misma situación que nosotros: empezando desde cero.

Tal vez el nivel de detalle descrito por la autora del artículo de WSJ no sea necesario, o tal vez sí, eso estará dentro de la esfera de decisión de cada uno, pero sin conocimiento no podrá llegarse a saber que puede tomarse esa decisión.


He escrito en alguna ocasión anterior ya sobre esto:
¿Cómo aprendemos a usar las redes sociales?
Niños, Internet y aprendizaje.

20 febrero, 2014

Agregadores, butaneros y carboneros.

No sé por qué, con todo este tema de la nueva LPI y los agregadores me he vuelto a acordar de una historia que leí hace años en algún lugar que no recuerdo (si alguien conoce la fuente y me pasa el enlace prometo dar el crédito inmediatamente) y de la que ya me hice eco aquí hace un par de años.

Contaba la historia que en una de las tradicionales corralas del centro de Madrid estaban los técnicos instalando las conducciones de lo que entonces se llamaba "Gas Ciudad", cuando una de las vecinas les increpó diciendo: "sinvergüenzas, que estáis dejando sin trabajo al butanero", a lo que uno de los técnicos respondió: "sí señora, como él dejó sin trabajo al carbonero".

Pues eso, que las cosas cambian, y dentro de unos años estaremos hablando de estas cosas como hablamos hoy del carbonero.