Barcos que no se quedan en puerto (II)

Faneuil Hall Square, Boston
Fotografía de Robert Linsdell, publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons CC BY 2.0

Hace algo más de cuatro años escribía aquí sobre el inicio de nuestra segunda aventura americana (Houston), de la misma forma que hace más de doce escribí sobre la primera (Miami).

Como dicen que no hay dos sin tres, hoy toca escribir de la tercera.

Escribo estas palabras desde el aeropuerto de Madrid, desde donde en poco más de una hora saldré hacia lo que va a ser nuestro nuevo hogar: Boston. Posiblemente la ciudad con mayor concentración de universidades del mundo. Posiblemente la ciudad con el invierno más frío de todas en las que he vivido.

Cuando escribí sobre nuestra vuelta de Houston a Madrid, dije que

la vida es esto, el camino que andamos, el ser capaz de aprovechar cada oportunidad y cada momento

Y esto es lo que estamos haciendo: andar el camino y aprovechar cada oportunidad y cada momento.

Las personas a las que les hemos ido contando esta nueva etapa se dividen entre los que creen que estamos locos y los que dicen que les damos envidia. Yo creo que no debe ser ni lo uno ni lo otro: no estamos locos (creo), simplemente es la vida que queremos vivir. Sabemos que no está exenta de riesgos, pero nos compensa afrontar esos riesgos y las consecuencias de que se materialicen, frente a la anternativa de quedarnos en Madrid con una vida más estable. Pero tampoco es para tener envidia, porque cada uno decide la vida que quiere vivir poniendo en un platillo de la balanza lo que ganaría asumiendo estos riesgos y lo que ganaría no asumiéndolos. Y cada uno da un valor distinto a cada cosa, lo que hace que la balanza vaya hacia un lado o hacia el otro de forma distinta para cada uno.

Adiós Madrid, hola Boston. La ilusión del cambio no mitiga el vértigo. A ver qué nos trae esta nueva etapa del viaje.

Deseadnos suerte.

24 pensamientos sobre “Barcos que no se quedan en puerto (II)”

  1. Alberto y familia, impresionante vuestro espíritu inconformista, lo fácil es quedarse, lo valiente es empezar (otra vez) una nueva vida en distinto pais, idioma, cultura… os deseo lo mejor, os lo merecéis!!

  2. Alberto!!! No sabia nada!!! Me admira el valor de empezar otra vez… y me da envidia tambien!!! Boston es maravilloso!!! Seguro q sois muy felices alli!!!! Mil besos

  3. Alberto: Yo estoy a mitad de camino de las dos opciones, porque tu capacidad de reinvención me da envidia pero al mismo tiempo me entra una terrible pereza de solo pensar que tendría que reiniciar una nueva vida en un sitio tan lejos y distinto como Estados Unidos. Me imaginé por un momento en tu situación y eso, te confieso, me produjo una sensación contradictoria. En cualquier caso, está claro que tú eres tú, y no eres yo, y te tengo como un tío inteligente y razonable, así que seguramente has medido ventajas y desventajas, y dar este salto te compensaba. Creo recordar que a tus hijas le había gustado mucho la experiencia de Houston, así que puede ser un motivo más para volver a intentarlo. Boston es una gran ciudad, así que es un buen sitio para retomar la experiencia USA. Seguro que os irá bien, y seguirás creciendo, como siempre. Necesitamos más gente como tú. Nos veremos por allí, porque voy de vez en cuando a universidades de allí… ¡¡mucha suerte!! un abrazo

    1. Alberto Gómez Aparicio

      No te creas que a mí no me da pereza, pero esa es una de las cosas que se pone el el platillo de la balanza.
      Para mis hijas, evidentemente, esto también tiene sus luces y sus sombras, quiero creer que para ellas también priman las luces. En cualquier caso, si hay algo que van a necesitar cuando se enfrenten al mundo laboral va a ser capacidad de adaptación y de esto yo creo que van a ir bien servidas.
      A ver si es verdad que avisas cuando vengas, …, y que yo estoy por aquí entre viaje y viaje.

  4. Alberto & Family. Os deseamos todo lo mejor para esta nueva aventura. Todavía parece que es hoy cuando os visitábamos en Miami… un fuerte abrazo para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.