Telefónica, los datos y los OTT

A ver si me informo bien, que es posible que no lo haya interpretado correctamente.

Si lo que entiendo de lo que leo publicado en los medios es correcto, Telefónica ha comunicado hoy que va a monitorizar las comunicaciones entre nuestros dispositivos y los proveedores de servicios y contenidos OTT para recopilar todos los datos que éstos recogen para, posteriormente, darme acceso a ellos y que yo pueda decidir qué datos quiero que reciban e incluso pedirles a esos proveedores que me paguen por usarlos.

Es decir, que estos proveedores son “malos” porque almacenan mis datos y los usan para lo que estiman conveniente (normalmente presentarme publicidad), pero Telefónica es “buena” porque se va a meter en las comunicaciones que pasan por su red y va a almacenar mis datos y usarlos para… lo que estima conveniente.

A ver si va a ser que también quiere venderme publicidad y esto no es sino cubrir de chocolate la píldora para que sea más fácil de tragar.

Y a lo mejor es que, como digo, no lo he entendido bien, o a lo mejor que soy demasiado suspicaz con esto del uso de los datos y a quién se hace el caldo gordo, pero cuando entro en la página web corporativa de Telefónica y veo que así, de primeras, me coloca las cookies de Doubleclick, Youtube, Pinterest, Twitter, Linkedin y Google (Analytics y Tag Manager) además de la de Tuenti entre otras, pienso que en realidad les importan bastante poco los datos que esos proveedores de servicios OTT están realmente recopilando, porque si fuera ese el problema, no les regalarían los datos poniendo “gratis” unas cookies que les permiten obtener mucha información pase la conexión por la red que pase, sea la suya o la de quien sea.

Telefónica tiene su batalla abierta con los Google, Facebook, etc., batalla sobre la que no opino, pero que quiera usarme de rehén en esa batalla me parece muy poco correcto. Y que me cuente la historia de que, encima, es para beneficiarme, una tomadura de pelo.

Actualización 8/9/2016:

Por tener una visión completa del asunto, enlazo la explicación que ha dado Chema Alonso sobre esta “cuarta plataforma” en su blog personal. Blog personal que, por cierto, también coloca en el navegador una bonita ensalada de cookies que ayudan a esos terceros OTT a mejorar sus perfiles de usuario.

Etiquetas:

7 pensamientos sobre “Telefónica, los datos y los OTT”

  1. ¿Telefónica pretende que cobremos a Google por nuestros datos? ¿qué tal si Google nos cobra entonces por sus servicios? (búsquedas, e-mail, drive, suite ofimática, mensajería hangouts, plataforma de vídeo youtube, mapas y más cosas). Sin Google (y Facebook) ¿para qué querría tener una tarifa plana de internet? Sería como disfrutar de una autopista cuando solo puedo conducir una bicicleta. Además, estas empresas tienen la capacidad de crear su propia red de comunicaciones (Facebook lo está haciendo en el 3º mundo a través del proyecto internet.org) ¿qué tal si se les pone la mosca detrás de la oreja y empiezan a hacerle la compentencia a Telefónica?

  2. Muy atinado, amigo.
    Pero de la batalla, hay que opinar. Creo yo. En teoría, el acceso a ver qué datos se están recopilando de ti, lo hacen otras aplicaciones. Decidir bloquearlos, a falta de ver lo que hace Telefonica, algunos plugins ya lo hacen. Conociendo la afamada potencia como desarrolladores de la compañía en cuestión, puede ser entretenido ver qué clase de plataforma han realizado y cuánta competencia demuestran en que a) sea usable b) realmente hace lo que dice c) si son capaces de mantenerlo y d) si la gente se toma la molestia.
    La adopción de esta “cuarta plataforma” tampoco podrá ser -sospecho- si no es voluntaria y no por defecto a nivel de red por pura amenaza regulatoria: los bloqueadores de publi que ha pretendido alguna teleco realizar directamente desde la propia red han sido declarados ilegales por la UE, esencialmente porque atentaba contra la competencia. Una cosa es que yo bloquee la publicidad y otra que el dueño del tubo aplique tácticas que me impidan acceder al mercado.
    Así que es posible que estamos ante una operación mucho más propagandística que de efectos reales.
    Se puede seguir opinando: esta es la guerra de los mediocres. De los que son incapaces de competir contra esas empresas que hacen negocios a partir de un servicio tuyo que tiene caracteres de servicio cuasipúblico (regulado) y acudo a mecanismos basados en mi poder de control de acceso al mercado y a presiones al regulador para impedir a esos competidores ganar dinero con clientes que también me pagan a mi. No vamos a decir aquí que esas empresas sean monjas de clausura, pero desde luego son mucho más innovadoras que los otros. Y la prueba es mirar la oferta de servicios que intenta competir con servicios de futuro/presente (cloud, sin ir más lejos) y darnos cuenta de que cualquier comparación, produce sonrojo.
    Es también curiosa la pretensión constante de que todo el mundo trabaje con las mismas reglas. Telefonica tiene su oferta de cine y series online y trabaja con las mismas reglas que otros operadores (pero quiere poder para decidir si el consumo de ancho de banda del otro debe ser penalizado por ellos), ha podido montar su youtube, su buscador, su red social (lo intentó y fracasó) y en todos ellos iba o puede jugar con las reglas de los otros.
    En fin, a falta de más información por parte de personas que sepan más, yo no puedo sino opinar que todo es, esencialmente, muy sospechoso y poco creíble.

  3. Pingback: Por qué Telefónica tiene razón, por qué no la tiene, y cómo arreglarlo. – Singular Targeting

  4. Pingback: Por qué Telefónica tiene razón, por qué no la tiene, y cómo arreglarlo. – Singular Targeting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.