El equilibrio entre el “free” y el “mium”.

Publicado por en estrategia, herramientas, servicio

FreemiumHoy me levanto con la noticia de que Crowdbooster (servicio hasta ahora con un modelo de comercialización freemium) cierra sus servicios gratuitos y pasa a un modelo completamente de pago.

No es que haya venido siendo un usuario muy intensivo de esta herramienta, la he usado esporádicamente para analizar algunas cosas de cuentas corporativas. No es ese el motivo de esta reflexión.

Se me antoja complicado encontrar el equilibrio entre los dos extremos en este mundo de las herramientas en la red. Parece claro que a un modelo completamente gratuito resulta complicado convertirlo en un generador de ingresos, y parece claro también que a un modelo completamente de pago resulta complicado darle una masa crítica suficiente para que los ingresos merezcan la pena. Ejemplos de ambos seguro que conocemos todos.

La adopción del llamado modelo freemium cae por tanto por su propio peso: Abro la puerta a que cualquiera pruebe los servicios, pero le pongo un límite para que cuando se ha acostumbrado a las maravillas que le aporto, se vea en la “necesidad” de rascarse el bolsillo.

Hasta ahí sencillo.

Lo complicado llega cuando tienes que decidir cómo articular ese modelo freemium , dónde poner el límite, a qué tipo de usuario dirigirte con cada opción. ¿En el acceso a ciertos servicios, como hace Linkedin, por ejemplo? ¿En el volumen gestionado, como hacen Socialbro o Flickr? Y una vez decidido eso ¿qué queda gratis y qué queda de pago?

Muy difícil decisión que si tuviera que tomar yo me generaría más que dudas porque puede marcar el éxito o el fracaso de la iniciativa independientemente de la calidad de la herramienta.

Para mi uso personal no pago por ningún servicio (lo hice hace tiempo por Flickr durante unos años), para mi uso profesional pago por algunos y creo que en breve lo haré por algunos más.