¿Cómo usas tú Linkedin?

Publicado por en Personal, Redes sociales

Logo LinkedinHoy quiero pedir tu opinión sobre tu uso de Linkedin.

Tengo una forma de entender en uso de las plataformas sociales que tengo a mi disposición. Es algo personal, que no trato de imponer a nadie, pero que en lo referente a aquéllas que son síncronas (que requieren que ambas partes estén de acuerdo en estar en contacto, como Facebook o Linkedin), puede afectar a otras personas que las entienden de otra forma.

Concretamente Linkedin la entiendo como una plataforma en la que establecer contacto con personas a las que conozco profesionalmente (personal o virtualmente, de forma más o menos cercana), con las que he trabajado o con las que me unen lazos profesionales como trabajar en la misma empresa. En los casos en los que he intentado contactar con alguna persona a la que no conocía, lo he hecho utilizando las herramientas que tiene Linkedin a tal efecto, y siempre explicando detalladamente el porqué de mi interés por contactar.

En los años que llevo usando Linkedin, que son unos pocos, cuando ha habido personas a las que no conocía y que me han pedido contactar, me he tomado el tiempo para escribirles un mensaje explicando mi visión de la plataforma y por qué rechazaba el contacto. En las decenas de casos en los que he mandado esa explicación, lo más normal ha sido recibir un mensaje agradeciendo haberme tomado la molestia de responder y de dar una explicación. Hasta ayer.

Ayer una persona me remitió una respuesta que me dejó una cierta desazón, y me hizo cuestionarme si debo cambiar mi visión de cómo usar Linkedin, y eso es lo que quiero compartir contigo y pedirte tu opinión.

Cuento la historia:

Recibo una petición de contacto de una persona que se presenta en Linkedin como

Profesional del Marketing y la Comunicación con más de 15 años de experiencia en desarrollo y gestión de Campañas Publicitarias Off y On line

si bien en esta plataforma (o en otras como Talent.me) presenta un perfil detallando sólo los dos últimos años.

El mensaje:

Me gustaría añadirte a mi red profesional.

Ante este mensaje genérico, sin ningún tipo de explicación, de una persona que no conozco ni de la que tengo ningún tipo de referencia, respondo con el siguiente mensaje:

Muchas gracias por tu invitación a contactar por Linkedin.

Mi visión personal respecto a Linkedin es un poco particular (bueno, en realidad respecto a todas las redes): tengo por costumbre sólo aceptar como contactos en Linkedin a personas a las que conozco o con las que he trabajado directamente o al menos tenido algún tipo de relación profesional, de forma que en el caso de que alguien me solicite referencias o ponerles en contacto, pueda hacerlo con la seguridad de saber lo que hago. Te ruego no te molestes por esto.

Sé que hay muchas personas que tienen una visión distinta, tanto respecto a Linkedin como a otras redes y priman la diversidad que ofrece la cantidad frente a las relaciones reales. Es muy legítimo y lo respeto profundamente. Yo sin embargo creo sinceramente que mi visión es lo que para mí personalmente le da sentido a esta red por su carácter profesional y por su utilidad de relacionar a personas que no se conocen pero tienen contactos comunes.

Si eso no encaja con tu forma de verlo te ruego sepas disculpar si mi mensaje te ha molestado por no aceptar el contacto.

Un saludo muy cordial.

Mi sorpresa llega cuando recibo su réplica:

Hola Alberto: Me parece perfecto, pero quédate con esto: la vida da muchas vueltas. Yo estoy en la cima y puede que tú también pero algún día puede que ya no estés donde estás y entonces que harás? tu visión personal cambiará por completo. Yo, por supuesto respeto tu opinión pero jamás voy a aceptar a alguien con tu pensamiento.Tu visión personal creo es totalmente errónea , pero me da exactamente igual, que ridículo. Yo acepto a gente emprendedora, con ganas de intercambiar experiencias profesionales y demás, yo siempre abro puertas, abro caminos, escucho y gracias a eso me va genial. No hace falta que me respondas , no me ha molestado en absoluto. Simplemente son visones diferentes de enfocar el éxito en la vida. Eso es todo. Saludos y no sabes lo que te pierdes porque hay gente maravillosa por aquí.No puedes tener una mente tan rígida. saludos y suerte en la vida

Ante esta respuesta, trato de investigar algo sobre esta persona, para ver si sabe algo más sobre mí que le permita tener una percepción algo más amplia sobre mi personalidad que le permita decir que “jamás va a aceptar a alguien con mi pensamiento”o que “no puedo tener una mente tan rígida” y veo que, al menos con ese nombre, no me sigue (ni parece que lo haya hecho) en Twitter. De hecho no logro encontrar ninguna cuenta a su nombre ni entre las pocas relacionadas con la de la agencia en la que trabaja. Tampoco logro encontrar prueba alguna de que haya visitado este blog.

Sé que tendría que haberlo dejado ahí, pero le he vuelto a escribir casi justificándome:

Muchas gracias por darme tu opinión sobre mi forma de utilizar Linkedin.

Llevo muchos años usando esta plataforma, he pasado por muchas situaciones profesionales, incluso la situación de no tener trabajo, y te aseguro siempre mi uso de Linkedin ha sido el mismo que ahora.

En Linkedin he descubierto a personas de las que he aprendido mucho, gracias a los grupos en los que se pueden intercambiar experiencias y opiniones sin necesidad de tener una conexión directa. Complementar ese intercambio de experiencias a través de Twitter y de los blogs me ha resultado especialmente enriquecedor.

Cuando he detectado a alguna persona con la que me ha interesado contactar, he tratado de hacerlo a través de las herramientas que te facilita el propio Linkedin, y siempre con un mensaje personalizado explicando el motivo de mi contacto.

En ningún caso entiendo mi forma de usar Linkedin como “la correcta”, y acepto y comprendo otras formas de usarlo. De hecho tu respuesta me ha generado una cierta inquietud y me gustaría profundizar en el debate, por lo que (guardando por supuesto la confidencialidad, y sin mencionar tu nombre) voy a reproducir este intercambio de mensajes en mi blog para pedir más opiniones, enriquecerlo y de esta forma tener más opiniones, y valorar si debo modificar algo.

Por supuesto estás invitada a opinar allí.

Por último, si has llegado hasta aquí, échale un vistazo a este artículo: Linkedin la llave maestra de hackers, puede resultarte interesante.

Un saludo.

No he querido entrar en el juego de la valoración o descalificación personal, porque creo que a pesar de todo no tengo elementos de juicio suficientes.

Por el momento no me ha respondido, aunque me encantaría que lo hiciera en este blog para profundizar en el debate y así ayudarme a cambiar mi visión o a reafirmarme en ella.

¿Cómo lo ves tú? ¿Realmente crees que mi actitud es rígida? ¿Que me está limitando la posibilidad de encontrar personas interesantes?

Déjame tu opinión, te lo agradeceré mucho.