Gestión del talento.

Publicado por en carrera, Empresa, expatriados, RRHH, selección, talento

Vuelta a casaEn diciembre no soy la única persona que “vuelve a casa” desde la oficina de Miami.

Cinco personas más ya han confirmado/les han confirmado que terminan su periodo aquí, estando dos de ellos en “condiciones locales”, es decir, no expatriados. Todos hemos estado en posiciones claves dentro de la estructura, siendo tres de nosotros miembros de Comité de Dirección y los otros tres personas claves dentro de nuestros equipos. Todos, con condiciones de expatriados o no, veníamos de diferentes unidades de negocio de la empresa en Europa.

Sólo yo tengo puesto de vuelta. A los dos “locales” ya les han confirmado que no hay nada para ellos, y para los otros tres aún no hay nada de nada.

Y esto se me antoja un terrible problema de gestión del talento (además de una enorme falta de consideración) dentro de una estructura multinacional, en la que si nadie hace algo con rapidez se pueden perder cinco grandes profesionales, con un gran conocimiento de lo complejo que es el mercado en el que estamos, experiencia internacional, capacidad para gestionar situaciones muy complejas, varios idiomas, exposición a entornos multiculturales

¿Quién debería llevarse las manos a la cabeza por esto? ¿Recursos Humanos? ¿La Dirección General del Grupo?

Por otro lado, visto desde la Dirección del resto de las unidades de negocio, tienen las mismas limitaciones presupuestarias de siempre y no pueden crear un puesto de la nada por el hecho de que alguien termine su labor en la otra parte del mundo.

Eso sí, luego los manuales venden lo de estar expatriado como la maravilla de las maravillas tanto para la gestión del talento como para el desarollo del curriculum, pero dejan de lado que todas las monedas tienen dos caras, y que esta moneda también tiene su cruz tanto desde el punto de vista de la empresa como de la del empleado.