Tu empresa no debería necesitar un blog

Publicado por en Blogs, Empresa, Internet

Formulado como una pregunta: ¿por qué la empresas necesitan tener un blog?

O dicho de otra forma ¿qué aporta un blog a una empresa que no le pueda aportar su propia página web?

Porque lo primero que leemos cuando se trata de blogs es sobre la elección de la herramienta: que si Blogger, que si Posterous, que si Tumblr, … Pero ¿qué me ofrecen? ¿Inmediatez, flexibilidad, facilidad de publicación, de administración?

Porque si de lo que se trata es de establecer un canal de comunicación, de tratar temas que pueden interesar a clientes (y no clientes), de fomentar y participar en la “conversación”, de formar parte de la comunidad, humanizar la marca …, ¿qué hay de todo eso que una empresa no pueda hacer en su propia página web?

La realidad es que los entornos web corporativos son la mayor parte de las veces complicados de manejar, no están diseñados para ser ágiles, y con suerte dependen “sólo” de que alguien dentro del departamento de sistemas local tenga que modificar/añadir el contenido, para lo cual muchas veces hay que hacer una replanificación de tareas, asignar recursos, posponer otros trabajos, … y digo “sólo” porque hay otros casos en los que todo ese proceso debe hacerse en el departamento correspondiente del cuartel general corporativo en alguna capital europea.

¿Por qué no nos sorprende constatar que la información de muchas empresas/instituciones en sus páginas web está desactualizada o lleva meses sin incorporarse nada nuevo?

¿Por qué hay tantas empresas en las que los propios empleados ven la página web como algo ajeno?

¿Por qué nos hacemos fans de nuestra empresa en Facebook o la seguimos en Twitter o en Linkedin pero prácticamente nunca entramos en su página web?

Si la gestión de los contenidos en las páginas corporativas fuera sencilla ¿las empresas se plantearían usar las herramientas citadas para publicar blogs… o utilizarían sus propias páginas web para publicar, comunicar, dialogar…?

Es hora de que reconsideremos cómo “están” las empresas en Internet desde un punto de vista completo, que hagamos una estrategia completa que coordine y dé sentido a toda su presencia on line, no dejando fuera lo que debería ser el eje central de su presencia en internet: su propia página web.