Spam social

Publicado por en Marketing, spam

Spam Social

Veo esta acción de Cruzcampo por la participación de la Selección Española de Fútbol Masculino (puntualizo porque hay otras selecciones y otras selecciones de fútbol) y no puedo evitar acordarme de un post sobre spam social que escribí hace más de cinco años al hilo de una acción de “compra colectiva” de la Fnac.

En aquel momento escribía:

¿Por qué creo que esto es SPAM? Porque está utilizando a los usuarios (la mayor parte de los cuales no podrán llegar a comprar el producto porque no hay unidades suficientes) para hacer llegar a sus contactos información comercial no solicitada y posiblemente no deseada, es decir SPAM.

Y me acuerdo porque creo que lo que está haciendo Cruzcampo es exactamente lo mismo: pedirme que haga llegar su mensaje comercial a mis seguidores de Twitter, y ese es un mensaje comercial que ellos no han solicitado.

Yo creo que este es el tipo de acciones que idea alguien con mentalidad off line al enfrentarse a estos “nuevos” medios digitales (entrecomillo porque Twitter ya de nuevo tiene poco). Alguien cuyo objetivo es el mismo objetivo que se tiene cuando se planifica hacer publicidad en televisión: Llegar al mayor número posible de personas interrumpiendo cuando esas personas tiene su atención puesta en algo que les es relevante.

Todos asumimos esa interrupción (dentro de unos límites) en canales que nos dan acceso gratis a los contenidos (en este caso un partido de fútbol emitido en abierto), porque somos conscientes de que alguien tiene que pagar la fiesta y de otra manera no podríamos acceder a ese contenido legítimamente.

Pero es que Twitter usado de esta forma no es así. Los usuarios de Twitter a los que yo sigo no tienen mi atención porque estén emitiendo un contenido por el que han pagado y al que yo quiero acceder sin hacerlo. Lo tienen porque comparten conmigo contenido relevante que es público (enlaces) o que han generado ellos mismos.

Que Cruzcampo use Twitter de esta forma me hace pensar que quienes están ahí no entienden que las cosas han cambiado y que no todo vale en todos los canales. Seguro que esta misma noche a alguien le pondrán encima de la mesa un informe que diga los miles y miles de impactos conseguidos sumando los seguidores de quienes publiquen los tuits y los miles y miles de euros que se han ahorrado logrando esos impactos comparado con lo que cuestan esos impactos en la televisión. Igual hasta se felicitan porque han logrado un trending topic.

De quienes me spamean para intentar ganar una camiseta sin pararse a pensar que lo que están haciendo en realidad es convertirse en un canal publicitario prefiero no decir nada para no ganarme más enemistades.