¿Compras colectivas o la socialización del spam?

Publicado por en Marketing, spam

Stop spamHay modelos que tienen una vida efímera.

Eso es lo que le anticipo al que subyace tras esta iniciativa de FNAC bajo la (falsa) etiqueta de compras colectivas.

Hasta donde yo lo entiendo, el concepto “compra colectiva” no es sino aprovechar la capacidad de obtener descuentos por volumen juntando la decisión de compra de diferentes personas. Un individuo que compra una unidad tiene mucha menor capacidad de lograr descuentos que el que compra muchas, y esto lleva a crear el modelo de agrupar las decisiones de compra de varios individuos para un determinado producto, de forma que en una sola interacción comercial se pueda obtener un mejor precio. Simple.

No es eso lo que está haciendo FNAC.

Lo que está haciendo FNAC es bajar el precio a cambio de que se dé notoriedad a su oferta; y de forma muy inteligente limita el riesgo a un número determinado de unidades. Es decir, no es el usuario el que se agrupa para poder negociar con el vendedor, sino el vendedor que le dice al usuario: habla de mí y a lo mejor puedes acceder a unas pocas unidades a buen precio.

¿Por qué creo que esto es SPAM social? Porque está utilizando a los usuarios (la mayor parte de los cuales no podrán llegar a comprar el producto porque no hay unidades suficientes) para hacer llegar a sus contactos información comercial no solicitada y posiblemente no deseada, es decir SPAM.

¿Por qué creo que tiene una vida efímera? Porque es posible que ahora nos haga gracia la novedad, pero en el momento en que se generalicen este tipo de tácticas promocionales, la saturación de mensajes puede llegar a ser tan alta, que los propios usuarios las vamos a rechazar, o incluso las propias redes sobre las que se pide que se difunda el mensaje lleguen a generar algún tipo de filtro anti-spam (como ya pasó con el correo electrónico).

Es muy interesante que empresas como FNAC traten de encontrar formas creativas de hacer llegar su mensaje e incrementar su notoriedad y sus ventas, y que busquen la forma de desarrollar comercialmente las redes sociales, pero no creo que usarlas simplemente para lograr “impresiones” a coste limitado sea la forma.