Por lo menos escuchan ¿no?

Acabo de leer el post de Julio Alonso sobre su aventura con Electronic Arts, y si quitamos lo triste y lo lamentable de que un directivo de una empresa aparentemente seria mande un correo electrónico como ese, en el que se pone él en evidencia (Julio muy elegantemente omite su nombre) y pone en evidencia a su empresa, quiero sacar una lectura positiva.

Hace mucho tiempo, en mi otra vida, hablaba de que la mayor parte de las empresas no “escuchaban” y la pocas que lo hacían no sabían cómo reaccionar. Ahora parece que ya hay muchas más que escuchan y tienen claro cómo reaccionar (aunque se equivoquen de principio a fin como es el caso).

Ya le pasó entonces algo parecido a Axpe, o a Alfa Romeo, que escucharon, actuaron y se equivocaron.

Enhorabuena a Julio por haber creado un imperio de comunicación tan poderoso que da miedo. Cuenta con todo mi apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.