Uber y la economía colaborativa

uber economía colaborativa

On Monday afternoon, a group of New York City-based Uber drivers have planned to protest the company outside its Long Island City, Queens, headquarters.
About 10,000 drivers were expected to shut off their phones and not drive for the company in solidarity.
The protest was planned by a group of drivers known as the United Drivers Network. The New York-based group has been responsible for a series of protests before, notably in fall 2014 when its members protested fares they said were too low.
The group is protesting «fare cuts and just overall deteriorating conditions,» a representative for the United Drivers Network told Business Insider on Monday.

Why Uber drivers are protesting in New York City today – Business Insider.

A ver si va a resultar que esto de Uber no va de Economía Colaborativa sino de hackear un sector y saltarse las reglas de una profesión…

Porque hay muchas profesiones que tienen barreras de entrada. Unas por formación, otras por requisitos administrativos, otras por convenios colectivos que establecen unas condiciones laborales…

La de taxista (que es a la que Uber ataca directamente) requiere de una licencia de taxi, un carnet de conducir específico y, en el caso de los que trabajan para una empresa, de someterse a lo pactado en un convenio colectivo. Y cada vez me da más la sensación de que el negocio de Uber está en no respetar ninguna de esas barreras.

Porque una cosa es aprovechar recursos ociosos y ponerse de acuerdo a través de la plataforma que sea para compartir ese recurso (que es más o menos lo que hemos acordado en llamar «economía colaborativa«), y otra muy distinta crear un servicio paralelo en el que lo que se hace no es compartir un recurso ocioso sino crear un nuevo medio de ganarse la vida saltándose las reglas para acceder a una profesión como forma de ganarse la vida.

Es como decir que los «manteros» son economía colaborativa porque ponen sus recursos ociosos (su tiempo) al servicio de clientes a los que interesan sus productos.

Ojo, y no digo que no haya que replantear de principio a fin muchos sectores entre los que sin ninguna duda se encuentra el del taxi y que Uber no esté ayudando a que mejore el servicio de taxi. Digo que nos están dando gato por liebre con lo de la «economía colaborativa» y nos estamos dejando.

Etiquetas:

9 pensamientos sobre “Uber y la economía colaborativa”

  1. Querido Fanego, qué gusto me da verte por aquí y qué jugoso es tu comentario.

    Poco a poco:

    – "resuelven un problema con tecnología que antes se resolvía de otra forma"
    No lo veo así.
    Resolver un problema que antes se resolvía de otra forma es lo que hace MyTaxi o, en cierta medida también Blablacar.
    Lo que hace es crear una nueva oferta dentro de un mercado existente y la tecnología se lo ha facilitado.

    – Necesidad de regulación de mercados.
    Deliberadamente no me he querido meter en este tema. Creo que el hecho de que tenga sentido o no la regulación del mercado es independiente del objeto de mi comentario.
    No sé si debemos seguir haciendo las cosas como antes o no, pero sí sé que si me salto las normas debo aceptar que lo estoy haciendo y las implicaciones. Si las quiero cambiar, trabajaré por cambiarlas. ¿Que es difícil? Cierto. ¿Que esto va a contribuir a que cambien? Sin duda, pero seguro que aparecerá una "tercera vía" con las virtudes de ambos modelos.

    – Sistema de karma.
    No sé cuánta gente que usa Uber elige el conductor en función del karma o más bien le dice a la app que quiere un trayecto y espera a que venga el más rápido a recogerle.
    Sobre el papel mitiga (que no elimina) algunos de los problemas, pero no creo que sean ni todos ni tan siquiera los principales.

    – "los conductores de UBER se manifestarán porque los coches autónomos les quitan el trabajo"
    Uber ya ha dicho públicamente que está trabajando en ello.
    Si se manifiestan (como ha ocurrido ya, un ejemplo es la cita que encabeza el post) es un ejemplo más de que esto no es colaborativo, que es un trabajo como cualquier otro.

  2. He reflexionado mucho sobre esto y cambiado de opinión varias veces… Lo que tengo claro es que el naming es marketing del malo, del "vamos a poner un nombre bonito, pero es otra cosa". Como diría nuestro querido Gonzalo, no digas "economía colaborativa" cuando quieres decir "economía".

    No tiene nada de malo, pero Uber es un Marketplace, ahí no hay "compartición". Otra cosa sería couchsurfing (muy anterior al hype de la economía colaborativa) o BlaBlacar (ya metida de lleno en el boom), pero con Uber o Airbnb lo que se crean son marketplaces especializados.

    Pero si examinamos el fenómeno está clara una cosa: resuelven un problema con tecnología que antes se resolvía de otra forma.

    ¿Por qué necesitamos que se regulen tanto algunos sectores? El transporte pagado en coches privados se resolvió con los taxis: una forma de estandarizar precios y dar unas garantían de servicio al usuario. Tenía sentido establecer un mecanismo así. Pero… ¿Lo sigue teniendo ahora? Un sistema de karma/votaciones resuelve dos de los problemas principales del transporte privado: la asimetría de información y la seguridad y posibilita la conexión de la oferta y la demanda. ¿Necesitamos seguir haciendo las cosas como antes?

    Otro tema es que sea injusto (mucho) para los que pagaron una licencia a precios astronómicos. Todo por un papel que (teóricamente) les garantizaba una exclusividad sobre el mercado. El precio de las licencias es enorme, sobre todo en ciudades como Madrid y suena cruel no preocuparse aunque sea un poco por las personas que la pagaron.

    Hay quien podrá decir que "invirtieron y se equivocaron, como cualquier otro empresario", pero no creo que sea lo mismo.

    Lo que no tengo claro es la solución, pero sí me parece que en el medio plazo no será defendible la prohibición de UBER. Y que muy posiblemente en 15 o 20 años los conductores de UBER se manifestarán porque los coches autónomos les quitan el trabajo…

  3. Totalmente de acuerdo… Alberto,.. efectivamente, Uber no resuelve nada que no hagan otras apps (que tienen sus ratings para puntuar al conductor, Fanego). Si es por apps… MyTaxi, Hailo… todas.

    Creo además no haber ni visto el tema de los seguros que tiene que pagar un taxista. De las licencias. DE LOS IMPUESTOS. No es una cosa solamente de inversión o de haber pagado mucho o haber hecho una mala inversión. Es que la ley te dice que tienes que tener un carnet, pasar unas pruebas, pagar unos impuestos y llevar un seguro… Si decide desregularizarse… como se hizo con las farmacias… que se haga desde la ley. Y en cualquier caso, para ser farmaceútico, habrá que tener la carrera. O qué?

    Salvando mucho las distancias: tú te pondrías en manos de un médico que no lo sea, que no tenga su licencia profesional? O solamente de una app que te mida todo y te dé el diagnósitoco?

    En general, dónde está lo de colaborativo? Es otra empresa que mediante una app se salta las barreras legales. Punto. Economía colaborativa para mí es otra cosa. Sois conscientes del abuso laboral que sufren los conductores en Estados Unidos. que lo justo llegan o no llegan el minimum wage?

    Llegará el momento pero estará de alguna forma supervisado.

  4. Gracias, Alberto, por tu post. No puedo estar más de acuerdo en tus dudas.

    Que yo sepa, entornos colaborativos son aquellos en los que las personas colaboran. Por ejemplo, la gente colabora para que Wikipedia se mantenga actualizada y guarde rigor.

    Las personas colaboran en Change.org para sumar sus peticiones y presionar sobre determinadas instituciones, empresas u organismos.
    Los ciudadanos colaboran en http://www.fixmystreet.com/ para identificar desperfectos en sus calles y ayudar a las autoridades locales a solucionarlos.
    En http://www.rodalia.info/ los pasajeros del servicio de cercanías de Renfe en Cataluña colaboran para avisar del estado de circulación de los trenes y optimizar sus desplazamientos.
    En http://www.ushahidi.com la gente colabora para mapear necesidades sociales y optimizar los sistemas de asistencia en casos, por ejemplo, de catástrofes naturales.
    En http://www.kickstarter.com las personas colaboran con su dinero a financiar proyectos que no encontrarían sostén económico en el mercado bancario.

    En Uber y en AirBnB, la gente paga por un servicio, los conductores o propietarios cobran por prestar un servicio y Uber cobra por vincular a unos y otros. Nadie colabora con nadie. Es un negocio. Colaboración es la gente que para ir al trabajo comparte coche o que se intercambia la casa en periodos concretos del año.

    Si Uber y AirBnB son negocios, deben cumplir con la legislación vigente en cada lugar. No ya por razones de seguridad, de protección del consumidor o de igualdad de competencia -que también-. Básicamente, porque son actividades que como el trabajo de cada uno de nosotros están sujetas a una fiscalidad determinada que permite o debiera permitir el sostén de los servicios sobre el que ellos montan sus negocios. Por ejemplo: arreglo de calles por las que transitan o barrios que hay que limpiar. Sin calles asfaltadas y sin barrios en condiciones públicas aceptables, dudo que su colaboración fuera tan lucrativa.

    Y, al mismo tiempo, hay una regulación laboral que tiene por objeto proteger al trabajador de posibles abusos de su empresa.

    Puede que los tiempos cambien, que la tecnología nos permita hacer cosas fantásticas (y soy optimista digital). Puede que haya leyes que revisar -algunas por laxas, otras por excesivas, otras por no servir para nada-. Pero la promesa de la "libertad absoluta" que estas empresas "colaborativas" nos prometen distan mucho de ser el paraíso que dicen ser. En todo caso, pueden que nos lleven a una feroz selva donde ya sabemos quiénes suelen prosperar. Son depredadores con piel de cordero.

  5. Carlos, qué gusto verte por aquí.
    Tus argumentos son en gran medida los míos.
    ¿Que hay sectores que requieren de una transformación porque hay mejores alternativas para su funcionamiento eficiente? sin duda.
    ¿Que saltarse las normas no es la forma de solucionar el problema? Yo creo que tampoco hay duda.
    Pero yendo al objeto de mi entrada: ni siquiera considerando que la respuesta a esta segunda pregunta fuera la contraria, puede considerarse que lo que hace Uber es "economía colaborativa".

  6. @iusufr, me da miedo contradecirte porque sé que tus argumentaciones son de reflexiones más profundas que las mías, así que más que contradecirte voy a matizarte 🙂

    El salto de "entorno colaborativo" a "economía colaborativa" es complejo, ya que cuando las transacciones comerciales entran en juego las líneas a veces se vuelven difusas.

    Creo que los ejemplos que pones (exceptoi Uber y AirBnB son claros casos de entornos colaborativos.

    En el otro extremo yo pondría a Uber, que claramente no lo es.

    A medio camino veo a AirBnB dependiendo de cómo se use. Si es para aprovechar los días vacíos de una vivienda o de una habitación que antes no habría aprovechado, yo sí lo veo como economía (porque hay transacción económica) colaborativa. Si es como una forma más de alquilar un espacio que ya vengo alquilando por otros medios o como actividad profesional, no.

    Igual lo percibo en el caso de Blablacar. Si viajo por el motivo que sea y quiero aprovechar las plazas libres de mi vehículo, economía colaborativa. Si hago de eso mi actividad profesional y viajo solo para llenar el coche y sacar un dinero con ello, pues no.

  7. Toda la razón llevas. Y puedes contradecir, claro. Pero como citaba Iván Fanego de Gonzalo Martín, creo que no hay economía colaborativa sino nuevos modelos de negocio.

    Un abrazo

  8. Se me olvidó marcar la casilla de aviso de "nuevos comentarios" y casi me pierdo esto. ¿Carlos Méndez y tú os conocéis?

    Vamos allá!

    Cuando decís que Uber no resuelve nada que no resuelva MyTaxi pues estoy en parte de acuerdo: de cara al usuario, es lo mismo.

    Pero siendo un poco "platónico" si nos imaginamos la situación de partida *con* tecnología seguramente no habríamos inventado las licencias de taxi, habríamos inventado Uber o algo similar.

    Hay muchos mercados que están regulados que no tienen por qué estarlo, y creo que este podría ser uno de ellos. Se trata de llevar a gente con un coche de un sitio a otro, ¿por qué se necesita una licencia? ¿por qué los precios son tan caros? ¿por qué impedimos que gente que podría trabajar unas pocas horas a la semana y sacar un extra no lo haga? El caso es que no vale el ejemplo de los médico, porque es un caso extremo que involucra una actividad crítica. Por esa regla de tres, ¿cuántos tenemos el carnet de "Digital Strategist", de "Digital Expert" o de lo que sea?

    Hemos heredado las licencias porque venimos de un mundo en el que eran, más o menos, necesarias. Ya no lo son tanto porque tenemos otros medios de resolverlo y las licencias limitan la competencia de forma artificial.

    Salvando las distancias, es un debate gremial algo medieval. Al menos en mi opinión.

    Tampoco soy partidario de "ir a lo loco", hay matices y puntos intermedios. No se puede pasar de una fuerte regulación a una desregulación de la noche a la mañana, pero en el medio o largo plazo, es a lo que seguramente se tienda.

    Y, en el fondo, es lo que ha pasado con periodistas y bloggers, músicos "profesionales" y amateur y con escuelas de negocio y MOOCs, Foxizes y Udacitys de la vida.

    – Sobre los Impuestos –

    Los "empleados" de Uber, que no son empleados, son usuarios de una plataforma, pagan impuestos en su IRPF e impuestos indirectos por consumo, tasas por servicios públicos, seguridad social como autónomos,… Como todos. Y Uber debería pagar impuestos, como toda empresa.

    Que UBER sean unos tipos algo cuestionables y su fundador tenga fama de psicópata ya es otra historia. Lo malo de este debate es que si aterrizamos en el caso particular de UBER, es fácil criticarlos y dejar que los árboles no nos dejen ver el bosque y todo ese rollo.

    Y por supuesto, que mucha parte de la economía colaborativa en realidad sea "economía sumergida saliendo a flote" (o transacciones que no eran eficientes porque estaban fuertemente reguladas y gravadas fiscalmente) es otro tema que requiere su propio debate.

    Por otro lado, otro debate interesante es la influencia de la desigualdad económica en la 'economía colaborativa' y lo poco afortunado de la etiqueta.

    1) Parece que todos estamos de acuerdo en que la etiqueta no tiene ningún sentido en casos como el de UBER o AirBnB (aunque en esta última, en algunos casos como dice Anotado, sí lo tiene. Así conocimos a un chino muy majo)
    2) Hay muchos modelos de negocio que se asientan en la pérdida de poder adquisitivo de la clase media. Pero no la originan. Uber, Airbnb, Glovo y todas estas plataformas de trabajo freelance se aprovechan de una realidad, pero no la crean. En todo caso, mitigan sus consecuencias.

    Por eso entiendo vuestros comentarios, cuando Carlos dice que si somos conscientes de que esta gente no llega a fin de mes pues… A todos nos parece mal. Pero es que antes ni siquiera tenían esto.

    Es un debate complicado, porque va más allá de la propia plataforma.

    P.d.: Anotado, abandona ya blogger, por favor. Esto es horrible! Debería haber comentado en Medium, pero soy débil.

  9. Alberto Gómez Aparicio

    Ay, Fanego, ¿no decías que se estaba perdiendo la cultura bloguera? Yo la veo muy viva.

    El objeto de este post no era discutir si hay sectores que deben estar regulados o no. Ese es otro debate en el que deliberadamente no quiero entrar, peincipalmente porque no tengo elementos de juicio (por eso soy bloguero y no tertuliano).
    Lo que sí creo es que si el debate que queremos abrir es ese, abrámoslo pero aislado de otros, que nos encanta liar las cosas en función de nuestras filias y nuestras fobias.

    Claro que conozco a Carlos ¿quién te has pensado que soy? Que yo ya tenía un blog cuando tú estabas en el colegio, jovenzuelo.

    Y lo de Blogger, no hay semana que no lo piense, pero soy un romántico. Además para migrar el dominio a WordPress, me cobran una pasta y aquí lo tengo gratis.

    A ver cuándo volvéis y terminamos el debate en persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.