No sin mi Reader

Publicado por en feeds, RSS

Hacía tiempo que no podía decir que comparto casi al 100% un post de Enrique Dans, y lo curioso es que llego a él gracias al uso intensivo que doy a Google Reader.

Enrique acaba con una pregunta:

¿Por qué el usuario medio no percibe la propuesta de valor de sistematizar su acceso a la información y organizar mínimamente, con una relación coste/beneficio bajísima, la información que ha leído? Llevo más de nueve años usando sistemática y diariamente un lector de feeds, antes de Reader fue Bloglines, y soy completamente incapaz de entender la paradoja de su escasa adopción. ¿Qué le sobra o que le falta a los lectores de feeds para pasar de ser una herramienta que usan únicamente usuarios de perfil avanzado, y consolidar su uso como herramienta general?

Y estoy de acuerdo, como decía en Rss y otros bichos raros glosando a Marshall Kirkpatrick:

En la era de la personalización total, de las herramientas para adaptar a mis gustos y necesidades prácticamente todo, la mayor parte de los profesionales no sabe lo que es algo que dejó de ser una novedad cuando Bloglines dejó de ser un estándar.

o casi un año antes en Sobre muertes y herramientas complementarias:

El lector de feeds es reactivo: el usuario tiene el control, y llega al contenido cuando tiene tiempo y el dispositivo adecuado (no a todos nos gusta ver todos los contenidos en un dispositivo móvil en en metro). Si quiero prescindir de él y depender sólo de Twitter necesito herramientas complementarias […]

Y es que para algunas cosas la sensación de que todavía nos falta mucho no ha cambiado, aunque hayan pasado seis años y muchas, muchas cosas.