Ya soy social ¿y ahora qué?

Hace dos días lo decía Fernando Polo: «Engagement is the new advertising»

Tener un buen producto será condición sinequanon, porque se pilla antes al mentiroso que al cojo. Pero no será suficiente. El Marketing seguirá incluyendo la comunicación, la vinculación, el desarrollo de producto y por todo ello, asistiremos (ya se esta produciendo) a un gran trasvase de presupuesto desde la publicidad hacia el «engagement». La vinculación es la nueva publicidad.

Ayer lo dijo Brian Solis en Insurance Networking News (via Elsa Bonafonte):

«The future of social media comes down to four steps: listen, learn, engage and adapt,” Solis tells INN. “Brands will now have to more effectively listen to markets to make more informed decisions about how social media impacts the enterprise, and in turn, customer experiences.”
Solis offers the following advice to insurers: “Understanding the needs of customers, prospects and those who influence them, you’ll find yourself armed with the greatest of competitive advantages…empathy. It is empathy that inspires more engaging social media strategies, supporting content and rewarding experiences. The results are relevance and preference.

También el maestro Philip Kotler, en su último libro (reseñado por Theslogan Magazine) ve cómo:

En tiempos de redes sociales -como él los denomina-  ya no basta presentar los productos con publicidad clásica. Las personas no son vistas ya sólo como consumidores, sino como “personas completas” con “espíritu humano”, que quieren que el mundo se haga mejor. Desean que los productos y los servicios que eligen les llenen no sólo a nivel funcional y emocional, sino también a nivel espiritual.

El que pensara que una empresa tenía los deberes hechos «siendo social» (sea esto lo que sea) parece que estaba equivocado. Ahora toca dar un paso más, y al mismo tiempo volver a los fundamentos del Marketing, cuyo objetivo define el propio Kotler en sus «Principios de Marketing»como:

To attract new customers by promising superior value, and to keep current customers by delivering satisfaction.

Los entornos sociales han roto barreras, creado nuevos caminos y han obligado a reformular cómo lograrlo, pero el objetivo sigue vigente.

4 pensamientos sobre “Ya soy social ¿y ahora qué?”

  1. Esto pasa en todo, cuando llega un nuevo concepto, acción, puto de vista, llámalo como quieras, se implementa en bruto y luego de desmienbra para comenzar un proceso de adecuación e integración, no creo en los desplazamientos si no en los acondicionamientos, es por ello que personalmente siempre he pensado con el ámbito social llego para dar calidez al entorno 2.0, no obstante de amalgamar con la sociedad antes creada en este entorno, que si bien era un poco más fría, era una realidad tangible. Ahora nos toca componer melodías de fusión cuando antes podíamos solo componer basados en un ritmo único.

  2. Pablo:
    Muchas gracias por tu comentario.
    Cierto lo que dices: cuando surge un cambio tan disruptivo, lo primero que hace falta es explorarlo, conocerlo en detalle, y es después de eso cuando podemos hacerlo parte de nuestro día a día e incorporarlo a nuestra visión del marketing mix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.