Ven, escucha, habla, participa; yo también lo hago.

Publicado por en conversación, publicidad, Redes sociales, TcBlog

Este post se ha escrito para su publicación simultánea en Anotado y en el blog de Territorio creativo.

En los últimos días he dedicado algunos tiempos muertos a ver los anuncios de la última superbowl (algunos, no todos, …, bueno, casi todos), y dejando de un lado los temas ya analizados en bastante detalle (las polémicas de Groupon o Pepsi) , anuncios más o menos llamativos, niveles de inversión, etc., hay una cosa que me ha llamado la atención:

Brisk Eminem Youtube

Hay marcas que ya no comunican su sitio web sino su página en Facebook.

Llevamos ya un tiempo dando vueltas a si las empresas se están tomando en serio los medios sociales o no, de si ven en ellos una oportunidad real o sólo una moda más en la que hay que estar, sin más. Hablamos de cifras de inversión, de resultados, de escuchar, de atención a clientes, …, pero lo cierto es que llegado en momento de enfrentarse a un evento de las características de la Superbowl, casi todos buscamos lo de siempre en el canal de siempre.

Budweiser Youtube

Y está claro que si durante un corto periodo de tiempo podemos tener la certeza de que alrededor de 110 millones de personas sólo en un país van a estar pendientes de forma simultánea de lo que se emita en el “canal de siempre”, ese, y no otro, es el lugar en el que las marcas van a querer estar.

Shape ups YouTube

Pero ¿por qué estar con “lo de siempre”?

Recuerdo cuando en el año 2000 y siguientes algunos nos esforzábamos por convencer a las organizaciones (representadas en la mayoría de los casos por sus directores de marketing) de que incluyeran la dirección de su página web en su publicidad en televisión y en prensa. Y lo logramos.

Después vino la lucha porque el tamaño de letra del dominio fuera al menos tan grande como el tamaño del número de atención a clientes. Algunos lo lograron, otros siguen en ello.

Y ahora ya hay algunos que han dado el paso siguiente: ya no nos dicen que vayamos a “su casa” a ver lo que nos tienen que contar, sino que nos dicen que vayamos al lugar donde nos relacionamos y participemos con ellos y con otros usuarios alrededor de su marca y sus productos. Nos dicen claramente: “ven, escucha, habla, participa; yo también lo hago”.

Todavía son minoría, si es que los 95 anuncios de la superbowl son una muestra representativa, pero la tendencia ya está abierta. Muchos (la mayoría) ya incorporan junto a la dirección de su página web los iconos representativos de Twitter y Facebook, pero sólo unos pocos han cruzado la línea que separa a los que se lo han creído de los que todavía no lo tienen claro.