El cliente es lo primero, …, o no.

Hace ya bastantes años el director comercial de la empresa para la que trabajaba iba un día por las oficinas repartiendo unas tarjetitas formato calendario de bolsillo con el nuevo «Decálogo de la compañía».

Sólo recuerdo uno de esos diez puntos; el cuarto para ser más precisos: «El cliente es lo primero«.

Me pareció paradójico que si el cliente era lo primero no estuviera esa afirmación en primer lugar sino en cuarto, y así se lo hice ver al director comercial, quien me dijo que me estaba quedando en las formas sin llegar al fondo, y que ese era un detalle sin importancia.

Discrepé con él entonces, y lo sigo haciendo ahora. Si realmente para una compañía el cliente es lo primero, debe serlo para todo, y eso debe estar tan claro para toda la organización que incluso para hacer un decálogo debe salir en primer lugar de forma natural.

Debe estar tan claro, que el cliente lo percibe como lo percibían nuestros mayores en El Corte Inglés «de antes».

¿Tus clientes lo perciben? ¿Los trabajadores de la empresa lo perciben?

La semana pasada recibí una respuesta de esa empresa en la que el cliente era lo primero (de la que sigo siendo cliente), …, más de cuarenta días después de haber enviado la pregunta desde su página web. Va a resultar que después de todo el cliente no era lo primero.

2 pensamientos sobre “El cliente es lo primero, …, o no.”

  1. Me tengo que reír, porque aún conservo esa tarjeta…, Visto con la perspectiva de hoy en día me da la risa, te das cuenta de que los hechos distan mucho de las palabras.

    En cuanto al ECI, tampoco se queda manco y para muestra este post de Antonio Domingo, lo dice todo.

    http://bit.ly/9OzmKj

    Aripaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.