Las redes y la vida real.

Publicado por en Redes sociales, sociedad

Redes socialesMi mujer se pasa el día criticándome porque estoy siempre conectado, porque el ordenador y la BlackBerry son mi principal fuente de información y medio de comunicación, por mi “adicción” a Twitter, Google Reader y no sé cuántas cosas más.

Ella tiene un perfil el Linkedin al que no le ha hecho caso desde hace años (dudo que recuerde su contraseña), otro en Facebook porque no le ha quedado más remedio y una cuenta en Twitter que no usa (yo creo que de tanto escucharme hablar de ello para poder hablar con conocimiento de causa).

Hemos hablado de estas cosas muchas veces, y siempre tengo la sensación de que las vemos desde puntos de vista muy diferentes, pero parece que de tanto predicar algo ha calado.

Es una usuaria intensiva del correo electrónico, y con su grupo de amigas se manda constantemente mensajes de todo tipo varias veces al día.

El otro día en uno de esos mensajes una preguntó por Spotify y claro, mi mujer dio una fantástica explicación porque en casa se usa mucho. Eso dio pie a diferentes comentarios sobre uso de internet, redes sociales, etc.

Esto es lo que ella contestó:

Queramos o no, Facebook, Twitter, Tuenti, Myspace, Linkedin y el resto de redes sociales existentes son ya imprescindibles no sólo para las relaciones sociales sino para el mundo empresarial. Con ellas ha nacido una nueva forma de comunicación, de publicidad, de forma de venta, y aquellos que no estén, estarán fuera del mercado. Linkedin mueve ya más ofertas de trabajo que las empresas propias de Headhunters. Lo que empezó como una forma de estar en contacto con tus amigos se ha convertido en la forma de estar en contacto con la sociedad. Los comentarios de la gente en Twitter consiguen que se venda o se deje de vender un producto, es la mejor y más barata forma de comunicación existente hoy en día. Aunque no queramos, es el futuro, y para muchas cosas ya el presente. Así que si queréis estar al día tened una cuenta de Facebook y otra de Twitter, el uso que le des es ya cosa de cada uno. Mi marido se entera de todo al segundo porque vive conectado las 24 horas al mundo en Twitter por lo que te dice que ha habido un accidente al segundo de que haya ocurrido, o se sabe el último comentario de Zapatero y yo todavía no le he cogido el tranquillo, y aunque comprendo que es el futuro NO TENGO TIEMPO¡¡

Cuando me lo ha enseñado casi me echo a llorar de alegría.

Claro, que para llorar de verdad los comentarios que le han hecho algunas de sus amigas. Creo que le voy a pasar el enlace a esto recién publicado en Mashable sobre cómo educar a los hijos en el mundo de las redes sociales para que se lo pase y reflexionen un poco.

Por mi parte primer objetivo conseguido. Ahora sólo me falta que empiece a usar Twitter.