No todo es gratis.

Publicado por en Empresa, música

Llevo toda la mañana leyendo tuits y posts (Raúl, Enrique, Julio, y seguro que muchos otros) sobre la campaña de Marketing Vital (Javier Capitán dixit) que ha puesto en marcha Mobuzz, y no llego a entender el motivo de tanto ruido (aparte de la muy loable voluntad de darle la máxima difusión posible por parte de quienes tengan intereses personales, profesionales, afectivos o del tipo que sea).

Mobuzz presta un servicio, y pide a los usuarios que participen en la financiación de ese servicio ¿es esto malo? A mí no me lo parece. Lo que creo es que llama mucho la atención porque estamos acostumbrados a recibir servicios por los que no pagamos, y además tenemos esta cultura internauta de “todo es gratis“.

Yo todos los días escucho en el coche una emisora de música clásica (sí, cada uno tiene sus vicios). Esta emisora surgió hace un año en el sur de Florida después de cuatro años sin que hubiera una sola emisora de música clásica en esta zona. No emiten publicidad, pero en lugar de eso dedican a pedir contribuciones de los oyentes el tiempo que otras emisoras dedican a publicidad. Lo hacen de forma persistente, yo diría que a veces incluso agresiva. ¿Hay algo que se perciba como más gratuito que la radio?

Y no pasa nada, no hace ningún ruido, y los oyentes hacen donativos mayores o menores, puntuales o periódicos en función del valor que le dan al servicio que reciben.

Y debo decir que, desde mi punto de vista, el modelo funciona, porque es la única emisora de música clásica que he escuchado que no se empeña en “educarme el oído” con cosas modernas o experimentales que no me gustan, sino que emite la música que a casi todos los amantes de la música clásica nos gusta, y yo achaco eso a que ofrecen lo que saben que los oyentes valoran, ya que de otra forma no tendrán su aportación.

La verdad es que en EE.UU. está más arraigada la cultura de pedir sin pudor, quizás por eso en España nos llame tanto la atención cosas como la de Mobuzz que, en el fondo, tienen todo el sentido: pagar por lo que me aporta valor para que me lo siga aportando.

Actualización 22:30
Gracias a un tuit de Raúl y al comentario que me ha dejado aquí he revisado la “campaña” y creo que tiene razón en una cosa: Mobuzz no se está enfocando su estrategia en pedirme dinero para poder financiar algo que me gusta y que me aporta algo, sino que apelan más al “buenrollismo” como él dice y a la pena que me pueda dar que tengan que cerrar.

Y creo que, como dice Raúl, hay una enorme diferencia, ya que una estrategia se centra en lo que es bueno para mí y la otra en lo que es bueno para quien me pide el dinero.