Google sigue dando miedo.

Publicado por en Datos, localización, Macrodatos, protección datos

localizaciónHace casi cinco años (¿cinco años ya? ¡Y me acordaba hasta del título del post!) escribía yo que Google da miedo, después de leer un post de Enrique Dans sobre el que entonces fue su último lanzamiento de Google.
Muchas cosas han pasado en todo este tiempo. Algunos que entonces tenían su hueco se han derrumbado casi irremediablemente, pero el poder de Google ha seguido creciendo. Y esto hace que cada día me dé mas miedo mi relación con este “socio-gran hermano”.
Porque lo cierto es que Google sabe de mí más que yo mismo. Sabe dónde trabajo, de quién recibo correos y con qué frecuencia, dónde estoy, en qué bancos tengo mi dinero, mis proveedores de servicios, los navegadores que utilizo y sus sistemas operativos, dónde viajo, qué me interesa, dónde vivo, qué terminal móvil tengo, …
Hoy está siendo el día de Google Latitude. Y parece que no soy el único al que le produce cuando menos incomodidad. Y no es que suponga nada diferente a lo que pasaba antes de su lanzamiento. Ahora Google Maps te permite compartir dónde estás con tus contactos y viceversa, pero lo realmente aterrador, el hecho de que el Gran Hermano sepa dónde estás en cada momento a través de la ubicación de tu teléfono móvil, no es nuevo, esto ya lo sabe desde hace tiempo. Lo que pasa es que ahora es más evidente.
El problema es que cuando te planteas “desgooglizar” tu vida ¿tienes realmente alternativas tan atractivas, eficientes y bien diseñadas como las de Google? Y cuando las tienes ¿tienen el mismo glamour? ¡Pero si el día en que se anunció que compraba Jaiku todo el mundo empezó a usarlo sin que hubiera cambiado nada!
No sé si estamos ya en un camino sin retorno, pero un poquito de diversificación de riesgos no nos vendría mal.