Saltar al contenido

Contradicciones y anacronismos

burocracia

La semana pasada participé en lo que para mí fue un evento histórico en mi organización: los responsables de Internet de prácticamente todas las unidades de negocio en el mundo nos sentamos a una mesa para hablar de estrategia y compartir experiencias.

Se destacó la importancia del foro y de programar próximas sesiones con una frecuencia mensual, pero al llegar a este punto el convocante comentó que unidades de negocio lejanas como Australia o Hong Kong deberían asumir las decisiones del grupo ya que por la distancia y los costes no podrían asistir a las reuniones.

Mi respuesta fue inmediata (y casi demasiado vehemente):

  • ¿Cómo se puede despreciar la contribución de la mitad del negocio y ponerla a un segundo nivel?
  • ¿Cómo puede ser responsable corporativo de Internet alguien que en algo tan básico tiene una visión tan decimonónica?
  • ¿Por qué en otras áreas del negocio las reuniones telefónicas son la norma y aquí ni se consideran?
  • ¿Videoconferencia? ¿Herramientas de colaboración?

Está claro que en esta nueva etapa «regreso al futuro» tampoco me voy a aburrir.

Y además ya tengo un nuevo amigo en Sidney.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.