Esos momentos de paz

Voy en el AVE, vuelvo de Sevilla. Últimamente hago este recorrido con bastante frecuencia, y más que lo voy a hacer.

Hoy he tenido la “suerte” de que se ha agotado la batería del portátil.

Un problema, por un lado, pero por otro… Como todo está ahí, ya no puedo hacer nada…

He contestado los correos del día, los pendientes, y en este momento de paz, en lugar de dormitar (que es lo que me pide el cuerpo con la paliza acumulada que llevo encima) puedo dedicar la media hora que me queda para algo que echo mucho de menos: postear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.