No abandono.

A pesar de lo que pueda parecer no he abandonado.

Tantas cosas por hacer, tanto que contar, tanto que comentar de lo que leo todos los días (bendito Bloglines) …

Me releo (no sé si a esto se le puede dar una interpretación psicológica) y veo que últimamente sólo saco tiempo para quejarme. Va a ser verdad lo que me dicen en casa de que soy un gruñón.

Intentaré ser algo más positivo, que se me esta yendo la (pequeña) parroquia que gracias a los amigos he congregado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.