Confiar en WhatsApp

Ahora viene Whatsapp y dice que retrasa la puesta en marcha de su nueva política de privacidad y que todo el revuelo que se ha montado se ha debido a un malentendido:

WhatsApp on Friday announced a three-month delay of a new privacy policy originally slated to go into effect on February 8th following widespread confusion over whether the new policy would mandate data sharing with Facebook.

https://www.theverge.com/2021/1/15/22233257/whatsapp-privacy-policy-update-delayed-three-months

Llevo un rato en el sitio web de WhatsApp tratando de encontrar dónde dejan claramente detallado qué datos comparten con quién, y no lo encuentro.

Y no, no me vale con que me digan los que no comparten, quiero saber los que sí comparten. Así no hay malentendidos.

El mero hecho de que tengan estándares distintos para Europa:

Si resides en la Región europea, WhatsApp Ireland Limited te proporciona WhatsApp en conformidad con estas Condiciones del servicio y esta Política de privacidad.

https://www.whatsapp.com/legal/privacy-policy?eea=0

California,

Los residentes de California pueden hacer clic aquí para obtener más información sobre sus derechos, incluida la información sobre cómo ejercer sus derechos conforme a la Ley de Privacidad del Consumidor de California de 2018.

https://www.whatsapp.com/legal/privacy-policy?eea=0

O Brasil,

Puedes hacer clic aquí para obtener más información sobre tus derechos, incluida la información sobre cómo ejercer tus derechos conforme a la Ley General de Protección de Datos Personales de Brasil.

https://www.whatsapp.com/legal/privacy-policy?eea=0

Me dice que van a una política de mínimos, y no de máximos, lo que me hace sospechar que ponen sus intereses por delante de los míos.

SI WhatsApp (y cualquier otro) quiere ganarse mi confianza en lo que a la gestión de datos se refiere lo tiene fácil: que me diga clara y detalladamente qué datos comparte, con quién, por qué y a cambio de qué, y qué datos reciben, de quién, por qué, a cambio de qué y qué hacen con ellos.

Eso es transparencia y la transparencia lleva a la confianza.

Mientras siga diciendo solo lo que no comparte me seguirá haciendo sospechar que algo esconde, porque en esto de lo que pasa en los entornos digitales creo que ya estamos todos lo suficientemente maduros como para saber que saben muchas más cosas de nosotros que nuestro número de teléfono sin necesidad de meterse en el contenido de las comunicaciones.

Saben cómo agrupo a mis contactos.

Saben la frecuencia con la que me comunico con ellos.

Sabe las intersecciones que hay entre esos grupos.

Sabe si interactúo con un usuario que es una empresa y, por tanto, los productos o servicios sobre los que tengo interés.

Sabe la distribución geográfica de mis contactos y la mía.

Sabe mis hábitos de vida, las horas que duermo, con quién hablo cuándo…

Eso así, a vuelapluma en un minuto sin darle muchas vueltas.

¿Sigo?

Nota:

Estaba escribiendo esto como actualización a Facebook y Whatsapp: datos, datos, datos, pero me he venido arriba y lo he terminado escribiendo como post independiente.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.