Un día como hoy…

Publicado por en Blogs, Personal, UnDiaComoHoy

cumpleañosUn día como hoy hace diez años, en mi proceso de seguir profundizando en lo que algunos pensábamos que iba a ser la evolución de internet, decidí abrir este blog. El motivo, uno de tantos, ningún acontecimiento significativo ni noticia de especial relevancia.

La verdad es que la fecha tiene un poco de truco, como contaba en la primera entrada real de Anotado, por lo que en realidad el verdadero cumpleaños será dentro de unas semanas, el 16 de mayo.

Como decía en esa primera entrada, Anotado no era el primer blog que abría, y no fue el último, pero sí fue el único que, de los abiertos hasta el momento, mantuvo continuidad (los anteriores “murieron” pasados unos meses por falta de publicación y posiblemente también por vergüenza al ver mis notas tan expuestas), y ha sido al que han venido a desembocar los que, abiertos posteriormente, han sobrevivido.

Anotado nació como un lugar donde primero compartir noticias que me llamaban la atención, después donde glosar y dar mi opinión. En estos años veo que ha habido de todo. Lo que inicialmente nació para ayudarme a ordenar y recopilar información relacionada con mi trabajo, se acabó convirtiendo en una leonera donde hay casi de todo.

Es más que probable que si Twitter hubiera existido entonces, este blog no hubiera nacido como lo hizo, pero cada cosa es consecuencia de sus circunstancias.

La existencia de Anotado ha tenido consecuencias importantes en mi vida. Gracias a él conocí a personas con las que posteriormente he mantenido una estrecha relación personal, a pesar de que en muchos casos transcurrieran años hasta que nos conociéramos “en persona”.

Gracias a Anotado, he conocido a dos personas a las que debo mucho personal y profesionalmente: Fernando Polo y Juan Luis Polo. También gracias a estas líneas, he tenido la fortuna de compartir más que bytes con Rafael Gil, Antonio España, Dioni Nespral, Julio Alonso, Raúl Hernández González y muchos otros cuando esto de los blogs era “cosa de frikis”… Es curioso cómo entonces pocos, muy pocos daban la cara, y muchos nos escondíamos tras seudónimos. En mi caso para evitar que se asociara mi “persona digital” con mi “persona corporativa”, algo que poco a poco se fue diluyendo.

Han pasado muchas cosas en estos diez años. Algunas de ellas están aquí reseñadas con mayor o menor fortuna. También han pasado muchas herramientas, algunas también aquí enlazadas o responsables de que haya contenidos con enlaces rotos o incluso de que se perdieran años de lo que creo ha sido lo más valioso de lo que se ha escrito aquí: comentarios.

He mantenido Blogger, la herramienta original un poco por romanticismo. He coqueteado con otras, alguna de las cuales (como Posterous) me ha dejado en la estacada. Todo lo que publico, desde hace tiempo, lo mando automáticamente Tumblr gracias a esa maravilla que es IFTTT donde se junta con cosas que publico en otros canales, y desde hace poco estoy también jugando con Medium donde no sé si seguiré o no, quién sabe. No sé si seguiré aquí o no, posiblemente dependerá de lo que Google decida hacer con esta adquisición que lleva un tiempo un poco abandonada.

Es posible que vaya repasando lo publicado para volver a glosar lo ya glosado y ver cómo la noticia y mi visión han madurado con el tiempo. O no, quién sabe.

Tanto si llegas aquí de nuevas, como si llevas tiempo viniendo por aquí, bienvenido. Deja tus comentarios. Aquí o donde quieras, porque esto va de eso.