Hacia un mundo de datos

Publicado por en Big data, Macrodatos, protección datos, Seguridad, seguros

candadoLo publicaba Techcrunch hace unos días: Otra aseguradora de salud ha sido “atacada” y los malos han accedido a datos de sus clientes incluyendo historiales médicos.

No ha sido la primera vez y no será la última, de eso estoy seguro.

Y también estoy seguro de que esto dejará de ser noticia porque pasará a ser parte de los sucesos “normales” a los que nos vamos a enfrentar próximamente.

Porque si vivimos en un mundo el el que un adolescente puede descubrir fallos en la seguridad en Internet Explorer, Chrome y Safari en solo 48 horas, ¿qué no podrá conseguir un grupo de malos con todo el tiempo del mundo?

Llevamos ya tiempo diciendo que los datos son el nuevo petróleo, así que es de esperar que haya quienes quiera extraer ese petróleo y sacarle un beneficio económico, y ese petróleo está en aseguradoras, bancos, compañías telefónicas, …

No se me ocurre cómo vamos a poder luchar con esto.

Por mucho que se invierta en proteger la información de una compañía, siempre habrá alguien que encontrará la forma de colarse en sus sistemas. Bien encontrando vulnerabilidades en los sistemas de protección, bien aprovechando los descuidos o la falta de formación de los empleados.

Nos hemos educado en una cultura de privacidad y de protección de los datos que no sé si vamos a poder mantener en los años que vienen. Pero por otro lado, nos preocupamos por este tipo de “robos” de datos cuando la mayor parte de estos datos los estamos compartiendo nosotros mismos, conscientemente o no, con nuestra actividad de todos los días: uso de tarjetas de crédito, navegación por internet, localización de teléfonos móviles, publicación en redes sociales, GPS, IPS, aplicaciones móviles que los agregan y los explotan…

Los datos fluyen todos los días. Hay quien hace un uso legítimo de ellos y hay quien no. Hay países que establecen políticas restrictivas y los hay que no. Pero el mundo hacia el que vamos es un mundo en el que se van a explotar grandes volúmenes de información, tanta como sea posible encontrar. Así que yo, por mi parte, voy a dejar de preocuparme por esto y a tratar de centrar mis esfuerzos en cosas en las que pueda ver un resultado real.